Lunes 22 Octubre 2018
Text Size

Reunión con cámaras de librerías

El presidente del CESBA se reunió con representantes de las cámaras de librerías, que se mostraron preocupados por el aumento de los costos, la pérdida de clientes y la consecuente baja de rentabilidad. El economista destacó la necesidad de asumir los desafíos de la innovación y de las nuevas formas de comercialización. Pero afirmó que "el Estado no ayuda".
El presidente del CESBA, Matías Tombolini, se reunió con medio centenar de comerciantes de librerías para conocer de cerca las inquietudes del sector e intercambiar ideas respecto al momento que este atraviesa. Al encuentro, realizado en un bar porteño, asistieron miembros de la Cámara Argentina de Papelerías, Librerías y Afines (CAPLA), de la Cámara de Industriales de Artículos de Librería (CIAL), mayoristas del sector e importadores. Allí, Tombolini expuso su visión de la economía actual y del futuro, marcada por la intervención de las nuevas tecnologías y de estrategias financieras de nuevo corte, en un contexto desfavorable de inflación y escalada de tarifas: "El tema es cómo generar una mayor rentabilidad cuando los costos aumentaron y la presión fiscal no se redujo lo suficiente para que la ecuación económica sea más respirable", destacó.
El economista subrayó que "al tiempo que cae el poder adquisitivo de los clientes, aumentan los costos de los comerciantes". "Por eso –añadió– la ecuación económica que tienen es estresante y no termina de cerrar: venden menos y, encima, ganan menos por unidad".
También afirmó que "la comercialización se está transformando de manera irreversible". Por eso, según Tombolini, en este momento, alertar y brindar una comprensión acerca de la situación es tan importante como dar respuestas: "Ya sabemos que no hay una solución única al modelo de negocios. La cuestión es múltiple: planificación tributaria, gestión de los activos, comercialización electrónica, gestión de stocks".
Las problemáticas del sector, según comentaron los miembros de las cámaras, vienen fundamentalmente de la escalada de costos, por el alza en las tarifas, las cargas sociales y la presión impositiva en general. "El Estado no ayuda", expresó Tombolini, mientras los comerciantes alertaron sobre la pérdida galopante de rentabilidad y las nulas posibilidades de inversión e incorporación de personal.
Teniendo en cuenta dichas problemáticas, el presidente del CESBA hizo hincapié en el valor agregado que tienen las experiencias en el mundo del comercio a partir de una mejor comprensión de los cambios que se dan en la identidad del cliente promedio: "Debemos identificar las condiciones del cliente, qué pide el cliente", remarcó.
Concluyendo el encuentro, Tombolini apuntó: "El modelo de desarrollo actual tiene ganadores y perdedores. Los comerciantes, claramente, no están entre los primeros".

Facebook "En el Diario"

Facebook en el Diario

Usuarios en línea

Hay 26 invitados y ningún miembro en línea