Viernes 13 Diciembre 2019
Text Size

Usurpación

La Policía de la Ciudad detuvo a tres "okupas" en Saavedra, se trata de un grupo de sujetos que ingresaron a una vivienda forzando la puerta de ingreso. La casa se encontraba vacía por el fallecimiento de su dueña. Los delincuentes tenían en su poder una barreta, pinzas y un martillo, herramientas para concretar la usurpación.
Ayer por la tarde, tres sujetos que ingresaron ilegalmente a una casa ubicada en el barrio de Saavedra, fueron detenidos por la Policía de la Ciudad.
Personal Comisaría Vecinal 12 A se encontraba en tareas de despliegue territorial en la zona cuando fueron alertados por el 911 tras la denuncia de un vecino por individuos que habían ingresado a un domicilio forzando la puerta de ingreso en la calle Machain al 4800.
Al arribar al lugar, tres sospechosos se encontraban saliendo de la casa, motivo por el cual los oficiales los detuvieron para identificarlos. Uno de ellos manifestó que una mujer le había alquilado la casa y al requerirle que la contacte, comenzó a ponerse nervioso y dijo que no la conocía ni poseía su teléfono.
Mientras los efectivos de la fuerza policial porteña entrevistaban a los sujetos, descubrieron que la entrada de la morada se encontraba violentada y había herramientas en el suelo, a su vez un vecino se acercó y aclaró que la vivienda se encontraba abandonada ya que la dueña había fallecido dos años atrás y no se encontraba en alquiler, por lo que los policías procedieron a identificar a los falsos inquilinos, siendo tres hombres argentinos de 46, 39 y 21 años de edad, con domicilio en Laferrere el primero y en Capital Federal los restantes.
Al requisar las herramientas encontradas en el piso y a los delincuentes, los brigadistas encontraron una barreta, una cerradura de puerta, dos pinzas y un martillo.
Luego de consultar con la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 6 a cargo de la Dra. Bellavigna, se dispuso la detención y el traslado de los "okupas" a la Comisaría Comunal 12 de la Policía de la Ciudad, quedando imputados bajo la carátula de "usurpación".
Como medida preventiva se estableció una consigna policial en la puerta de la casa.