Miércoles 19 Febrero 2020
Text Size

Movilización al Obelisco

El decreto de importación de basura generado muchas críticas y aparejada la queja de los cartoneros y recicladores, se pide la revocación del decreto que habilita esta importación, es por esto que se hará una movilización de la Federación de Cartoneros al obelisco este martes próximo a las 10:00 horas, en favor de que se reconozca y se fomente el reciclado con inclusión social, de la cual participará la Cooperativa El Álamo que funciona en la comuna 12 en la Av. Constituyentes 6269, que según mencionan en un comunicado difundido por las redes sociales, que a la gestión de residuos en nuestro país está en crisis, causando enormes daños ambientales y sociales. No podemos sumarle a eso los residuos del mundo. Es necesario avanzar hacia una economía sustentable a través de la separación en origen y la recolección diferenciada. Los cartoneros somos los que más reciclamos y podemos reciclar mucho más con reconocimiento y apoyo. Se pide la revocación del decreto 591/2019
La basura es una gran preocupación a nivel mundial, ni hablar de los plásticos que ya inundan los océanos, que como se dijo dentro de poco en lugar de pescado estaremos ingiriendo micro partículas de plástico, el hecho de importar basura según mencionan los recicladores les va a generar una baja en sus ingresos, que los llevaría a la imposibilidad de trabajar y al hambre,
con el argumento de que a la industria no le alcanza con el material que hay en nuestro país
A su vez esto lleva a que se bajen los volúmenes de reciclado y empeore la situación del ambiente, de los residuos y los basurales.
Las cooperativas dicen que no falta material para la industria, solamente hay que gestionar bien los residuos a través de la separación en origen y la recolección diferenciada. La alternativa debería ser obvia para los que tanto hablan de Economía Circular. Hay que fortalecer un círculo virtuoso, reconociendo la actividad de los recicladores, reforzando las cooperativas de reciclado. Esto lleva a que aumenten los volúmenes de material recolectado, que haya menos residuos que se entierran, o se queman o terminan en el océano. Este material podría satisfacer la necesidad de la industria, disminuyendo el consumo de materia prima virgen, ahorrando energía y generando más puestos de trabajo para los argentinos. Es el camino hacia una gestión de residuos sustentable, un ambiente sano y una sociedad más justa.