Viernes 22 Junio 2018
Text Size

Exposiciones de pesebres

La Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico, dependiente del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, presenta exposiciones de pesebres artesanales e imaginería religiosa en los museos de Arte Popular José Hernández, de Esculturas Luis Perlotti, y de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco - en sus sedes del Palacio Noel y de la Casa Fernández Blanco.
Museo de Arte Popular José Hernández
En Av. del Libertador 2373. Horario: martes a viernes de 13 a 19 h.; sábados, domingos y feriados de 10 a 20 h. Entrada general $10. miércoles gratis.
Navidad en Perú. Pesebres artesanales
Hasta el 28 de enero de 2018.
Este proyecto nace con la ilusión de llevar al alcance de todos la Navidad, compartiendo con nuestros hermanos argentinos parte de nuestra cultura y dando a conocer también nuestras costumbres y a los maestros de la artesanía peruana.
La muestra consta de más de 15 pesebres realizadas en cerámica, piedra y madera tallada, tejidos en algodón, lana y paja. Se eligieron las obras más representativas de cada una de seis regiones del país (Ayacucho, Cuzco, Junín, Arequipa, Lima, Piura, La Libertad), cada una con su impronta y sus características, dando un panorama del enorme caudal de arte que tiene el Perú. Hace 16 años que la Asociación de Damas Peruanas en Argentina realiza, en época de Navidad, la exposición de pesebres peruanos. La misma ha sido presentada en diversos museos y salas de exposiciones. Esta muestra ha sido Declarada de Interés Cultural de la Ciudad por la Legislatura Porteña y es apoyada por la Embajada de Perú.
Los Santitos de la Quebrada. Homenaje a Hermógenes Cayo
Hasta el 28 de enero de 2018.
La muestra es un homenaje a Hermógenes Cayo, mediante el arte popular de la Quebrada de Humahuaca y la Puna Jujeña con las figuras de bulto y misa chico del Imaginero Eduardo Escobar y las acuarelas de Marcela Ruiz Echeverría. La provincia de Jujuy, especialmente la Quebrada de Humahuaca -declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad en 2003- y la Puna se caracterizan por una profunda religiosidad popular. Don Hermógenes Cayo (1907-1968) demostró esta particularidad de hombres y mujeres jujeñas en sus obras de arte expresadas a través de su imaginería indígena.
La imaginería religiosa es parte de nuestra cultura. Las expresiones culturales surgen por una necesidad, y la necesidad de inspirarse y llegar a lo sublime, a lo religioso, es lo que hace que el hombre cree sus propias imágenes e intérprete lo celestial.
Por eso es que termina siendo tan atractivo el tema de la imaginería, donde el hombre andino, como lo hizo Hermógenes Cayo con devoción y minuciosidad, le pone su impronta y recurre a los elementos que tiene a su alrededor para crear su propia imaginería o la imagen de aquello que está en el cielo, sintiendo que de alguna manera está bajando eso que está arriba a este plano. Los Santitos forman parte de la cotidianidad de los pobladores de la Quebrada y la Puna. En sus calendarios figuran días en que sus pobladores caminan varios kilómetros por senderos sinuosos para "pasar misa" a sus santos o a la virgen de su devoción.
Muestra apoyada por el Gobierno de Jujuy y la Municipalidad de Tilcara.
Museo de Esculturas Luis Perlotti
En Pujol 644. Horario: martes a domingos y feriados de 10 a 18 h. Entrada general $10. miércoles y viernes gratis.
Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco
Sede Palacio Noel
En Suipacha 1422. Horario: martes a viernes de 13 a 19 h. Sábados, domingos y feriados de 11 a 19 hs. Lunes cerrado. Entrada: General $10. Bono contribución $10. miércoles gratis.
Nacimiento de María Isabel Fotheringham de Castellano. Pesebre
Hasta el 1° de marzo de 2018.
Se exhibe el nacimiento de cerámica modelada y policromada. Buenos Aires, 1984. Donación Mabel y María Castellano Fotheringham. La obra, de María Isabel Fotheringham de Castellano, moderna en lo técnico y en su resolución estética, estuvo siempre signada por la tradición histórica de su origen familiar, por su fe religiosa y, particularmente, por un profundo conocimiento del ámbito rural argentino como se refleja en este Nacimiento, rescatando tipos étnicos y costumbres populares que, para los años de su producción, ya estaban desapareciendo. Mientras que las artes plásticas muestran el tema navideño como una representación fija y vinculada a la liturgia oficial, los nacimientos son composiciones transitorias o móviles y relacionadas con la devoción familiar, que no sólo incluyen los distintos episodios de la Natividad, como la Adoración de los pastores y la Epifanía, sino también los posteriores, como la Huida a Egipto. El pesebre, poco a poco, se convirtió en un juguete con elementos profanos y populares, diverso y cambiante, entre lo ritual y lo festivo. Estas obras favorecían la libertad de los artesanos.
Sede Casa Fernández Blanco
En Hipólito Yrigoyen 1420. Horario: martes a viernes de 12 a 18 h.; sábados y domingos de 11 a 17 h. Entrada: General $10. Bono contribución $10. miércoles gratis.
El pesebre de Antón Comploj. Donación Giuseppe y Judith Croci
Todo el año.
Pocos objetos refieren al hogar y sus prácticas familiares como el armado de un belén o pesebre. En él confluyen, la celebración religiosa del nacimiento de Jesús y, a su vez, la interpretación creativa de las más diversas tradiciones populares. Así fue concebido este pesebre en 1926, cuando Giuseppe y Judith Croci lo encargaron a Anton Comploj, un artesano de Val Gardena, en el norte de Italia. Hacia 1930, arribaron a Buenos Aires, las cuarenta y cuatro imágenes de madera de cedro, talladas y policromadas, junto a las tablas pintadas con los cielos de Belén y sus construcciones fantasiosas realizadas en corteza. Rita y Anna, las entonces niñas de la familia Croci, jamás perdieron la fascinación y el entusiasmo por armar su pesebre año tras año. Hoy, por decisión de Rita y su familia, cada visitante de la Casa Fernández Blanco podrá revivir esa experiencia inolvidable en cada Navidad, mientras siga albergando, como Rita, al niño que aún no pierde la capacidad de maravillarse.