Domingo 16 Diciembre 2018
Text Size

Ai Weiwei en Proa

cangrejosPara nosotros no alcanzó con una visita a la Fundación Proa, Pedro de Mendoza 1929, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para recorrer la exposición de Ai Weiwei, en cada recorrido se disfruta y se aprende más de sus obras y el significado de cada una de ellas, de este artista Chino disidente, que como el mismo dice "el cree que su arte y sus opiniones políticas, son inseparables", la muestra Inoculación Ai Weiwei comienza en la vereda y se extiende por todo el espacio de la fundación incluida la librería y café, papeles pintados, objetos, fotografías y videos, muebles, vasijas.
Ya tomando un merecido café hecho muy compartido por los visitantes de la muestra, donde cada uno expresa sus sentimientos de la obra impresionante de este artista, se discute y se intercambian opiniones, se puede admirar una figura colgada, "Taifeng" realizada en bamboo y seda, para la cual se utilizaron las técnicas de construcción chinas de los barriletes, y sobre las paredes las fotografías de las flores, que Ai Weiwei colocaba en el canasto de su bicicleta frente a la entrada de su casa, por cada día que no pudo salir de China porque le fue retenido su pasaporte, en otra de las paredes se pueden apreciar la obra en papel I.O.U. los títulos de deuda que el se comprometió a pagar a todas las personas que le prestaron el dinero para poder pagar la multa impuesta por el Gobierno, en el 2011 padeció 81 días de confinamiento.
En otras de las salas están las construcciones en madera, desde las banquetas históricas, las faces de la luna, el mapa de China, etc., el curador de esta exposición es Marcello Dantas quien dice que Ai Weiwei es un aficionado por los métodos constructivos, un arquitecto mental, la muestra se llama Inoculación, porque como dice su curador, el Arte puede ser un virus.
Otras de sus obras expuestas "Law of the Journey" que Ai Weiwei creó sobre el urgente problema humanitario de los refugiados.
Las semillas de girasol expuestas en otra de las salas son impresionantes, como ya nos dedicamos a ellas en una nota anterior, en esta nos detenemos en los cangrejos, realizados en porcelana, pintados en rojo y negro, también tienen su historia, Ai Weiwei armo su estudio en China, donde pensaba construir sus obras, exponerlas, y brindar trabajo, el Gobierno considero que la edificación era ilegal y la tiraron abajo, (en la exposición hay fotos del antes y el después de la destrucción de su taller), en el espacio vacío Ai Weiwei organizo una Cangrejada con 10.000 cangrejos para todos sus seguidores, a la que al final no pudo asistir porque lo detuvieron, la reunión se hizo de todas formas.
En parte de una nota publicada en el diario El Mundo de España, de Carlos Fresneda, dice algo muy cierto, "La censura cae del cielo, acecha en cada esquina, flota en el aire. La censura es como un cangrejo ('he xie' en chino) que se engancha y no te suelta, ni siquiera en internet, donde el crustáceo simboliza la "mordaza", por mucho que el régimen se empeñe es disfrazarla de "armonía", en un "doble lenguaje" orwelliano que Weiwei maneja contra la corriente. Es un verdadero lujo esta exposición, de este artista y activista de los derechos humanos, para no perdérsela, la misma tiene una visita guiada de martes a domingo a las 17:00 horas, y la muestra estará en la Fundación Proa hasta el mes de abril.
Curador: Marcello Dantas (Rio de Janeiro, 1967) es un reconocido diseñador y curador de exposiciones. Director de documentales desde 1986. Se graduó en Cine y Televisión en New York University; y realizó una maestría en Telecomunicaciones Interactivas en la misma universidad. En sus actividades multidisciplinarias el arte, la curaduría, la dirección y la producción convergen en áreas diversas, pero siempre orientadas a la interacción de Arte y Tecnología. Como curador de exposiciones de arte se destacan las de Bill Viola, Gary Hill, Jenny Holzer, Shirin Neshat , Laura Vinci, Tunga , Peter Greenaway y Anish Kapoor, entre otros.