Domingo 18 Noviembre 2018
Text Size

Feria del Libro 2018

Legisladores porteños distinguieron al libro "Alas Encadenadas", los diputados porteños de Vamos Juntos, Paola Michielotto y Daniel Del Sol, reconocieron de interés para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el libro "Alas encadenadas - Historia de una niña violada", de la reconocida modelo Norma Lambrechi.
El acto, que se realizó el lunes por la tarde en el stand de la Legislatura de la Ciudad en la Feria del Libro (Pabellón Ocre), contó con la presencia de la periodista Fanny Mandelbaum y el Dr. Enrique De Rosa Alabaster, presidente de la Asociación Argentina de Victimología.
La obra relata los abusos sexuales que sufrió la autora por parte de su padrino desde los seis hasta los once años. Treinta años después decidió contar su dolorosa historia con la idea de transmitir los sufrimientos y angustias que vivió en aquel tiempo en La Pampa, con el fin de ayudar a quienes pasaron por una experiencia similar y proteger a posibles futuras víctimas.
"No solo estamos distinguiendo al libro, sino también la historia de superación y valentía de Norma. Su experiencia nos sensibiliza y asusta a la vez. Admiro y respeto profundamente que haya podido liberar sus alas para contener y ayudar a que otras víctimas sigan adelante como lo hizo ella", manifestó Michielotto, vicepresidente de la Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud de la Legislatura porteña.
"Es un libro para que lo lean los padres, que a veces no nos damos cuenta de las cosas. Norma es una mujer perseverante y por eso logró salir adelante", afirmó Fanny Mandelbaum. Luego, el psiquiatra Enrique De Rosa Alabaster agregó: "El abuso empieza por la no comunicación. En nuestra comunidad hay cosas que no se hacen y eso hay que enseñarles a los chicos. Hay que animarse a denunciar".
Al recibir el diploma correspondiente, Lambrechi expresó: "Yo sabía que me estaban haciendo algo malo. Me encerraban en un galpón y viví amenazada durante cinco años. Me la pasaba estando enferma y en el colegio me trataban de burra porque repetía; no podía estudiar, estaba perturbada por lo que me hacían. A los 30 años empecé terapia; pude terminar la secundaria y tener un hijo". Y agregó: "Es una satisfacción que cada vez ayude a más niñas. A mis alumnas les digo que nunca callen, que siempre digan la verdad. Yo estuve durante 30 años encerrada en una mochila".
Norma Lambrechi tiene su propia escuela de modelos, donde no solo las forma profesionalmente, sino que también les enseña a cuidarse para que no sean maltratadas. Desde la publicación del texto ha brindado numerosas charlas y entrevistas en todo el país, además de convertirse en fuente de consulta permanente para víctimas de casos similares. En 2017 viajó al Vaticano y le entregó en mano un ejemplar al Papa Francisco.

Facebook "En el Diario"

Facebook en el Diario

Usuarios en línea

Hay 55 invitados y ningún miembro en línea