Viernes 22 Marzo 2019
Text Size

Diciembre, ciclo de cine

El Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires continúa la temporada 2018 del Museo del Cine con el ciclo "Preestrenos 2018", que hasta fin de año se realizará todos los viernes a las 20:00 horas en el Auditorio del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal de la Av. Corrientes 1441, con entrada libre y gratuita.
Como es habitual desde hace algunos años, cada temporada finaliza con un clásico de clásicos en versión restaurada. En años anteriores se proyectaron: Día de Fiesta, de Jacques Tati; Los compañeros, de Mario Monicelli, Anochecer de un día agitado, de Richard Lester y, este año, el cierre de la temporada 21, el viernes 21 será con la copia restaurada de Los 400 golpes de Francois Truffaut con Jean-Pierre Léaud, una de las grandes visitas al Festival de Mar del Plata en 2018.
Viernes 14 de diciembre: que vivas 100 años!
Dirigida por Víctor Cruz (Argentina, 2016, 80 minutos)
Ancianos en regiones muy distantes del mundo que han alcanzado o están por alcanzar los cien años de vida y que comparten una excitante pasión por vivir. En Costa Rica, Panchita acaba de cumplir 109 años y espera recibir las visita de sus hijos; Pablo de 93 años y Calixto de 88 años. A los 93 años Sarita no duda en confesarle su amor a Denis, un joven policía. La hija de Pachito teme que algo le pase a su padre de 98 años y por eso le prohíbe seguir montando a caballo. En Cerdeña, Adolfo desea un solo regalo para su cumpleaños 93: cumplir con su sueño de volar, En Okinawa, Tomi de 93 años no puede abandonar el duelo por la muerte de su hijo mayor, su amiga Haru de 98 la alienta a regresar a la banda pop de abuelas de la isla. No importa cuantos años hayan cumplido, sus sueños siguen dando sentido a sus vidas y nos inspiran a perseguir los nuestros.
Viernes 21 de diciembre: los 400 golpes copia restaurada
Dirigida por François Truffaut (Les quatre cents coups, Francia, 1959, 99 minutos)
Con Jean-Pierre Léaud, Claire Maurier, Albert Rémy, Guy Decomble, Georges Flamant
Copia restaurada
"Doinel es el retrato de un Truffaut que no crece", dijo Olivier Assayas. Su álter ego Antoine Doinel le permitió al director francés reescribir su vida, rebobinando y adelantándola como si fuera una sola película. Dedicada a André Bazin, su padre elegido, Los 400 golpes convirtió en estrellas a Léaud y a Truffaut al mismo tiempo. Cuenta el mismo actor que Truffaut lo transformó en cinéfilo antes de grabar la primera escena, mostrándole películas durante un mes y medio. Esa es la primera razón por la cual Los 400 golpes es una película fundamental en la historia del cine: Truffaut siempre se puso a la altura de un niño, porque jamás dejó de serlo. La segunda es aún más poderosa: la película atestigua el origen del vínculo Léaud-Truffaut, el que continuaría hasta el día de la muerte del director. Como Bazin y Truffaut. Padres e hijos elegidos, unidos por el cine. (del catálogo del 33 Festival de Mar del Plata)

Facebook "En el Diario"

Facebook en el Diario

Usuarios en línea

Hay 24 invitados y ningún miembro en línea