Viernes 13 Diciembre 2019
Text Size

La Boca

AcumarPlanificación del Bajo Autopista Buenos Aires-La Plata Acumar llevó a cabo un nuevo encuentro con los actores involucrados en el desarrollo y ejecución del Proyecto llamado Bajo Autopista, que incluye la recuperación de la traza de la Avenida Pedro de Mendoza, entre Brasil y Almirante Brown, en La Boca. Prefectura Naval Argentina, Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Administración General de Puertos participaron de la reunión, en la que se trataron temas vinculados a la red vial, relocalización de usos, espacio público, señalética, iluminación.

"El proyecto cuenta con alto grado de avance y estamos muy conformes con el trabajo que venimos realizando desde el año pasado.

Vemos que los actores se comprometieron, participaron de las reuniones, expusieron sus problemas, todo en un ambiente de diálogo y trabajo en conjunto", informó Antolín Magallanes, vicepresidente ejecutivo de Acumar.

El Organismo

La Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo es un ente interjurisdiccional de derecho público, creado en noviembre de 2006 por la Ley Nacional N° 26.168, a la que han adherido las Legislaturas de la Provincia de Buenos Aires y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que articula el Plan Integral de Saneamiento Ambiental de la Cuenca Matanza Riachuelo (PISA).

Como un imperativo moral y una obligación constitucional, producto de la voluntad política, y en cumplimiento del mandato impuesto por la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de julio de 2008 conocida como "Causa Mendoza", la ACUMAR realiza su tarea con una premisa fundamental: mejorar la calidad de vida de más de 5 millones de personas que habitan la cuenca.

El accionar de las autoridades de las tres jurisdicciones fue generando paulatinamente un importante cambio institucional.

A partir del segundo trimestre de 2010, el fortalecimiento de su estructura y el avance en materia administrativa permitió que el organismo comenzara a operar con autonomía funcional y autarquía financiera, optimizando su nivel de gestión.

En razón de ello, en el marco de los objetivos del milenio y con el compromiso de las distintas jurisdicciones estatales (Estado Nacional, Provincia de Buenos Aires y Ciudad Autónoma de Buenos Aires), más de 200 personas hoy trabajan con dedicación exclusiva en la gestión de obras de infraestructura y saneamiento, la planificación del ordenamiento del territorio afectado a la cuenca, la evaluación del impacto ambiental, en un intensivo control de la actividad de las industrias y en acciones concretas que permitan prevenir futuros daños, con la firme determinación de alcanzar las metas propuestas.