Domingo 9 Diciembre 2018
Text Size

Restauración

La Ciudad reacondicionará el Puente Alsina, las obras se proponen recuperar el emblemático edificio de estilo neocolonial ubicado en el barrio de Nueva Pompeya, en la Comuna 4 de Buenos Aires, la Secretaría de Atención Ciudadana llevará adelante las obras de restauración del Puente Alsina que también contemplarán el reacondicionamiento de la zona norte del puente, su rampa de acceso desde la Avenida Sáenz y el entorno barrial.

"Queremos dar otra cara al Puente Alsina y también al entorno del barrio de Nueva Pompeya. Esta iniciativa va en consonancia con todas las mejoras que la Ciudad lleva adelante para que disfruten los vecinos" expresó Eduardo Macchiavelli, secretario de Atención Ciudadana.

El edificio, de estilo neocolonial, fue inaugurado el 26 de noviembre de 1938. Está ubicado en la Av. Sáenz, Av. Del Barco Centenera y Av. 27 de Febrero y es una de las vías de conexión entre la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, en particular con la localidad de Valentín Alsina, Partido de Lanús.

Los trabajos que la Ciudad llevará a cabo incluyen la reparación integral de mamposterías, revoques, herrerías, molduras, cornisas y la pintura general. Además, se repondrán los copones faltantes y se restaurará la fuente y las piezas ornamentales.

En el entorno, se ampliarán las veredas y se sumará vegetación original. Además, se construirá un cantero central que permitirá dividir la circulación entre ambas manos y se creará una nueva isla de ordenamiento vehicular en el sector bajo del puente.

Historia del Puente Alsina:

La historia del Puente Alsina se remonta a 1859 cuando se construyó un paso sobre el Riachuelo que fue conocido con el nombre de Valentín Alsina, en honor al gobernador de la Provincia de Buenos Aires. Recién en 1910, se reemplazó la estructura de madera por una de hierro.

En 1938, se presentó el actual edificio que es uno de los exponentes de la arquitectura utilitaria de principios del siglo XX tanto por componentes tecnológicos como por el estilo elegido para el pórtico, resuelto según los cánones de la arquitectura neocolonial, un estilo muy difundido entre las décadas de 1910 y 1920.