Lunes 10 Diciembre 2018
Text Size

Reconocimiento a Lidia Pérez

Fue distinguida Lidia Pérez en el ámbito de los Derechos Humanos, por su trabajo para crear oportunidades para las personas privadas de libertad y liberadas la referente recibió el reconocimiento de manos de la diputada María Rachid (FpV)

Lidia Pérez fue declarada Personalidad Destacada en el Ámbito de los Derechos Humanos por la Legislatura de la Ciudad. Ayer por la tarde le fue entregado el diploma que así lo acredita durante un acto organizado por la diputada María Rachid (FpV) autora de la ley correspondiente.  
La coordinadora del Frente de Personas Privadas de Libertad y Liberadas de la Mesa Nacional por la Igualdad del Movimiento Evita a los 17 años comenzó su militancia social ayudando a los que menos tienen. Actualmente trabaja intensamente, entre otras cuestiones, en la aplicación de la Ley de Estímulo Educativo y en leyes que establezcan cupos laborales para personas liberadas. 
En este marco, se conformó en el salón Montevideo un panel de debate en el que participaron Diego Luna, docente e investigador de la Facultad de Derecho de la UBA y funcionario del Ministerio Público de Defensa de la Ciudad de Buenos Aires; Marcelo Jiménez, trabajador de la cooperativa Hombres y Mujeres Libres y Emiliano Fleita, de Ave Fénix, Facultad de Ciencias Sociales, UBA.

Rachid recordó que las estadísticas arrojan  "un 70% de personas que piensa que los delincuentes no tienen recuperación" y agregó que "los debates en los medios de comunicación dan cuenta de esto pero no dan cuenta de la falta de inclusión de los detenidos y liberados". "Los detenidos tienen entre 18 y 34 años y el 55% no tienen oficio ni profesión", continuó la diputada quien subrayó que se propone "hacer un aporte con la ley de cupo para personas liberadas para que sean contratadas en la administración pública o empresas que contraten con la ciudad y en empresas privadas a través de incentivos". Finalmente la legisladora destacó que está a favor "de más seguridad para todos, incluidos los privados de libertad y los liberados". 
Por su parte, Lidia Pérez consideró que "se escucha que los derechos humanos son para los delincuentes, pero no", dijo enfáticamente "los derechos humanos son para las personas". Respecto del proyecto de ley afirmó: "tenemos que trabajar para que se trate en comisión" y agregó que también espera que avance un proyecto de ley similar a nivel nacional.

Diego Luna manifestó muy oportuno "promover una modificación de la ley 471 de empleo de la ciudad para quitar el obstáculo de que si una persona estuvo detenida no puede ser contratado para trabajar en dependencias públicas", y consideró necesario este cambio para que pueda aplicarse una ley de cupo para personas liberadas. Luego hicieron uso de la palabra Fleitas y Jiménez, ambos liberados. 
El primero afirmó: "recuperé la libertad hace dos meses, la cárcel no regenera a nadie. Es un sistema de premios y castigos que uno pasa para poder salir. Cuando salimos nos preguntamos qué hacer. No pongo en una actitud de víctima del sistema. No hay planes estatales para contenernos. Es impensable conseguir empleo ni siquiera en negro. Contar con la ley de cupo sería la mejor herramienta de inclusión, que es el trabajo".  
A su turno Giménez puso el acento en que "el sistema penitenciario no ha hecho una depuración ni autocrítica de sus cuadros, algunos de los cuales han cometido delitos de lesa humanidad" y se preguntó "qué clase de inclusión social puede haber si la persona que me está "reeducando" nos pega palos o vejaciones y torturas" y subrayó que "el buen vecino que paga los impuestos no sabe en que se usa su dinero". Como conclusión defendió "la autogestión y el estudio como elementos principales para formar cooperativas que están naciendo en la cárcel". 
Bajo la consigna "Inclusión, Trabajo y Personas Privadas de la Libertad. Hacia una Ley de Cupo Laboral", se realizó este evento organizado por la Mesa Nacional por la Igualdad, el Proyecto Ave Fénix y el Programa de Extensión en Cárceles (PEC) -de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA-, donde además se entregaron diplomas a personas por su aporte a la igualdad de oportunidades para este grupo vulnerado.
Como privada de la libertad Lidia Pérez convirtió la cárcel en un espacio de reclamo por mejores condiciones de detención, por el derecho al trabajo, al estudio, a la salud y, principalmente, al cese de la violencia institucional. Esa intensa lucha hoy se sigue reflejando, por ejemplo, en iniciativas como la gestación del actual Centro Universitario de Ezeiza y el impulso de leyes que establecen cupos laborales para privados de libertad y liberados.
Recibieron el diploma de Interés para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos las revistas "La Resistencia", del Centro Universitario de Devoto, y "Los Monstruos Tienen Miedo", del Centro Universitario de Ezeiza, ambas publicaciones realizadas por estudiantes privados de su libertad como parte del Taller Colectivo de Edición dependiente del Programa de Extensión en Cárceles (PEC), de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Dicho reconocimiento a estas dos iniciativas radica en el aporte que estas publicaciones realizan a la comprensión de la realidad de las cárceles y de las personas privadas de su libertad.

También fueron distinguidos el Coordinador del Programa UBA XXII, Juan Pablo Parchuc, por su compromiso con los derechos humanos de las personas privadas y de los liberados y liberadas, y los Centro Universitario Devoto y el Centro Universitario de Ezeiza.
Foto: Panel integrado por Diego Luna, Lidia Pérez, diputada María Rachid (FpV), Marcelo Jiménez y Emiliano Fleita