Miércoles 25 Noviembre 2020
Text Size

Comercialización de Autopartes Ilegales

El Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad y la Policía de la Ciudad incautaron la semana pasada más de diez mil autopartes ilícitas en tres operativos realizados en diferentes desarmaderos ubicados en los barrios de Chacarita y Parque Patricios, en las inspecciones actuaron el área de Lucha contra la Comercialización de Autopartes Ilegales de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad, el Departamento Delitos Contra la Propiedad de la División Sustracción de Automotores de la Policía de la Ciudad, personal de Brigada de la Comuna 15, Cuerpo de Investigaciones Judiciales, la Unidad Operativa de Fiscalización Integral y la Agencia Gubernamental de Control (AGC), que clausuró los tres locales allanados.
El primer procedimiento se efectuó en un comercio ubicado en la avenida Warnes al 1.400, en Chacarita. Allí, personal de Brigada de la Comuna 15 comprobó una serie de irregularidades, como que el negocio tenía vencida la habilitación del Registro Único de Desarmaderos de Automotores y Actividades Conexas (RUDAC).
Ante ello, y efectuada la consulta con la Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas Número 5, a cargo del doctor Miguel Kessler, se ordenó la clausura del comercio y el allanamiento, dispuesto por el Juzgado Número 23 del mismo fuero, a cargo del doctor Norberto Luis Circo.
Como resultado, se procedió al secuestro de 689 autopartes ilegales: 43 tapas de baúl, 31 capots, 139 puertas de vehículos, 31 torpedos de instrumental, 17 tableros de instrumental, 1 techo, 12 butacas, 9 paragolpes, 153 calipers de frenos, 55 burros de arranque, 15 alternadores, 73 tapas de cilindro, 81 cajas de velocidad, 10 núcleos de transmisión, 11 llantas de metal y 8 llantas de aleación.
Además, se detuvo al responsable del local, un hombre argentino de 55 años, y se le encontró un revólver calibre 32, marca Titán, de 6 alvéolos y con 6 proyectiles sin percutir.
El segundo allanamiento se hizo en un taller de la calle Famatina al 3.200, en Parque Patricios, donde se llegó luego de que personal policial descubriera a dos hombres descargar amortiguadores de una camioneta Ford F-100.
Al identificar a los dos sujetos, se constató que transportaban radiadores, 283 amortiguadores, 10 espirales, 25 discos de frenos, 5 parrillas de tren delantero y 25 bieletas, todas piezas sin su respaldo legal correspondiente.
La fuerza porteña continuó con la investigación y, en los últimos días, siguiendo las órdenes de la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas Número 34, a cargo de la doctora Adriana Bellavigna, y el Juzgado de Primera Instancia en lo Penal, Contravencional y de Faltas Número 5, se allanó el inmueble para el secuestro de elementos relacionados con la causa.
Los efectivos ingresaron al lugar y establecieron que se trataba de un local de venta de repuestos para el automotor. Se secuestraron allí 50 amortiguadores usados repintados y embolsados con rótulo de la marca.
Este procedimiento es conocido con el nombre de "Scrap", autopartes de procedencia ilícita reacondicionadas para su comercialización.
En un galpón ubicado en el fondo de la vivienda encontraron 7.000 amortiguadores, 30 espirales, 10 cajas de dirección, un compresor de pintura y material de embalaje para ofrecer los productos a la venta como si fueran nuevos.
Al consultar con la fiscalía a cargo, se dispuso la detención del encargado del lugar, un hombre de nacionalidad chilena de 56 años, y el secuestro de todas las piezas encontradas.
La tercera inspección se hizo en un local de avenida Warnes al 1.600, donde oficiales de la División Sumarios y Brigadas de Prevención de la Comuna 15 observaron a empleados del comercio acomodando autopartes en un volquete.
Al advertir esa situación, los efectivos policiales se entrevistaron con el encargado del negocio para corroborar si contaban con la autorización correspondiente para vender autopartes. En consecuencia, se estableció que el local tenía la habilitación vencida del RUDAC (Registro Único de Desarmaderos de Automotores y Actividades Conexas) y que algunas de las piezas exhibidas para la venta no eran aptas para su comercialización.
Ante esta situación, se estableció consulta con la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas Número 4, que dispuso la inspección integral del local, con el objetivo de encontrar autopartes en infracción a la Ley 25.761.
Como resultado, se incautaron 2.246 autopartes en el local: 141 cajas de transmisión, 3 reductores de numeración, 17 núcleos de diferencial sin numeración, 325 ejes de caja, 92 carcasas de cajas de cambio, 57 carcasas de núcleo de transmisión, 515 engranajes de transmisión, 2 tapas de cárter, 140 ejes acanalados, 120 anillos de sincronizadora, 650 engranajes de caja, 14 porta coronas, 120 horquillas de caja y 50 cuádruples.
Se comprobó que en el local, las cajas de cambio, de procedencia ilícita, eran desmanteladas para extraer sus componentes internos, los cuales eran vendidos a clientes. Este comercio fue desbaratado y formaba parte de una red ilícita de la que se continúa investigando.

Facebook "En el Diario"

Facebook en el Diario

Usuarios en línea

Hay 15 invitados y ningún miembro en línea