Lunes 22 Abril 2019
Text Size

Dos jornadas de formación y reflexión

El sábado el Museo Sitio de Memoria ESMA junto al Centro Ana Frank Argentina, ubicado en Superí 2647, de la comuna 12, culminaron la serie de dos jornadas de formación, reflexión y visitas a ambos museos, para 50 docentes de escuelas secundarias. El objetivo principal fue pensar los temas de memoria en las escuelas, atendiendo a la complejidad y debates presentes en nuestras aulas.
El viernes 12 de abril se realizó la primera jornada de formación docente en el Museo Sitio de Memoria ESMA. Participaron del encuentro Alejandra Naftal, Directora Ejecutiva del Museo Sitio de Memoria ESMA y Héctor Shalom, Director del Centro Ana Frank Argentina; María Rosenfeldt y Sebastián Schonfeld, Directores de las áreas de Producción Museográfica y Contenidos y Relaciones Institucionales del Museo Sitio de Memoria ESMA; Daiana Gerschfeld y Paula Scheinkopf en representación del Centro Ana Frank Argentina; María Cecilia Cavallo, responsable del Área Educativa del Museo Sitio de Memoria ESMA; el Lic. Guillermo Levy, sociólogo y docente universitario y de escuelas medias y el Lic. Daniel Feierstein, sociólogo e investigador del CONICET.
El grupo realizó una visita por el Museo Sitio de Memoria ESMA y al finalizar el recorrido, Alejandra Naftal y Héctor Shalom, abrieron la charla del Lic. Guillermo Levy en el edificio del 4 Columnas del predio de la ex ESMA, dando la bienvenida a las y los docentes participantes. Dijo Naftal: no está todo dicho, la única certeza que tengo es que estos espacios tienen que estar en función del presente para aprender del pasado. Que este lugar que fue de muerte, tortura, silencio, hoy sea un lugar de aprendizaje y libertad. Héctor Shalom agregó: el tema tiene que atravesarnos con el conocimiento, la emoción y la acción. Hay algo en la identidad del genocida que no cambia con el paso del tiempo y aquí la Justicia es un punto clave. Luego, Guillermo Levy centró su charla en un trabajo de investigación realizado por él y su equipo en 2015 con 2500 estudiantes de último año del secundario de todo el país, donde se relevaron datos acerca de qué y cómo aprenden sobre temas como la última dictadura cívico-militar, la guerra de Malvinas, el Holocausto y otros genocidios, los presidentes electos post dictadura, entre otros ejes temáticos, y los resultados que arrojó dicha investigación.
Levy explicó los resultados obtenidos del eje Dictadura cívico-militar, donde se hicieron preguntas en torno a si escucharon hablar de los desaparecidos, quiénes fueron o por qué desaparecieron. El 87.4% de los chicos escuchó hablar de los desaparecidos, por lo general en la escuela. En los motivos de la desaparición hablan de la acción política de las víctimas, pero de manera individual y desde el presente: luchas democráticas, sin mención de identidades políticas ni colectivos. Por otro lado, la representación de los desaparecidos como gente "inocente" o "común" sin ningún tipo de actividad que lo vincule a su secuestro, idea hegemónica en la Teoría de los dos demonios, aparece en forma mínima. Con respecto a quiénes fueron responsables por las desapariciones, mencionan en su mayoría a las fuerzas armadas y militares, pero muy pocos la responsabilidad civil o eclesiástica. De estos últimos datos se desprendió la conclusión del sociólogo, quien mencionó que de la Teoría de los dos demonios, se estaría pasando a una Teoría del unidemonio militar, donde predomina la figura del militar como único responsable y se invisibiliza la identidad de la víctima como militante político o social.
El sábado 13 de abril se realizó la segunda jornada del encuentro en el Centro Ana Frank Argentina. Se recuperaron las experiencias e intercambios del día anterior para pensar en conjunto los mejores modos de trabajar la memoria, la identidad, la participación y los Derechos Humanos en el aula.
Héctor Shalom, director del Centro, dio apertura a las actividades y destacó que el concepto de la experiencia en estos lugares es un concepto que tiene que ser instalado fuertemente, es un peso que deja huella. También remarcó la centralidad de trabajar en conjunto, la importancia de sostener estos espacios de formación e intercambio y encontrarnos en una pedagogía de la esperanza que nos permita mejorar el presente y futuro.
Durante la jornada los docentes realizaron dos talleres, Libertad de ser y Pedagogía de la memoria.
En el taller Libertad de ser experimentaron una actividad llevada adelante por los estudiantes en su visita al Museo Ana Frank. Trabajaron los conceptos de identidad, discriminación, violencia, justicia y participación e intercambiaron experiencias.
En el taller Pedagogía de la memoria se revisaron cuestiones conceptuales, para pensar con qué herramientas se trabajan los temas complejos y dolorosos en el aula y bajo qué estrategias. Al mismo tiempo, los docentes analizaron memorias locales, experiencias en el aula y pudieron observar diferentes recursos prácticos: literatura juvenil, películas, testimonios, pinturas, entre otros. El programa también incluyó la visita completa del Museo del Centro Ana Frank.
Formaron parte de la jornada María Rosenfeldt y Sebastián Schonfeld, Directores de las áreas de Producción Museográfica y Contenidos y Relaciones Institucionales del Museo Sitio de Memoria ESMA; María Cecilia Cavallo, responsable del Área Educativa del Museo Sitio de Memoria ESMA, junto a Daiana Gerschfeld y Paula Scheinkopf, integrantes del Instituto Ana Frank de Capacitación Docente e integrantes del equipo del Centro Ana Frank Argentina.