Lunes 25 Enero 2021
Text Size

Después de los festejos

Como dice el proverbio, De todo hay en la viña del Señor, mientras muchos por seguridad pasaron el fin de año con un núcleo reducido de personas y cada uno ha implementado su burbuja de sus amigos más queridos o sus familiares mas cercanos, de los cuales tienen conocimiento de los cuidados que implementan en esta pandemia, hay otras personas que, en diferentes ámbitos, como parques, plazas, playas, etc. se volcaron a un festejo sin los cuidados necesarios. Por suerte dejamos atrás los festejos por Navidad y Fin de año, los contagios por el Covid-19 han subido en estos últimos días en la Ciudad y en la Provincia de Buenos Aires, muy difícil es la tarea de hacerle entender a la gente joven las medidas de distancia social, en muchos lugares del país se pudo ver por los distintos medios de comunicación la cobertura de cientos de personas que eligieron las plazas y parques para festejar fin de año, chicos jóvenes que armaron encuentros y bailes sin los cuidados pertinentes.
Informa la Agencia Telam, Que si bien los efectivos enviados a la madrugada a parques y plazas "trabajaron en la disuasión y en la concientización" -informó la Policía de la Ciudad-, muchos jóvenes no respetaron las recomendaciones sanitarias vigentes.
Las mayores concentraciones tuvieron lugar en Parque Chacabuco, Parque Saavedra, Plaza Arenales, Parque Avellaneda, y Plaza Monte Castro, entre otras. En el Parque Saavedra, la Policía recorrió con megáfonos el predio para disuadir a los jóvenes de que permaneciesen amontonados, sin tapabocas y compartiendo vasos, pero en pocos casos lo consiguieron.
Si bien no se registraron mayores inconvenientes, el problema consiste en que cada una de esas personas que concurre a fiestas sin importarle el cuidado, después viaja, regresa a su domicilio, concurre a trabajar, para hacerlo simple, si esta contagiado, o se contagió, desparrama el virus por todos los lugares que frecuenta, incluido sus familiares.
Estos fenómenos de falta de educación o conciencia de que estamos en una pandemia y que el peligro no ha pasado, no se da solamente aquí, en otros lugares del mundo sucede los mismo, como dice el refrán, mal de muchos, consuelo de tontos.