Miércoles 19 Septiembre 2018
Text Size

Botánico

En el recorrido del botánico, una de las atracciones dignas de visitar es la Columna Meteorológica, Entre las actividades que se pueden realizar en las vacaciones de invierno con los chicos, se encuentra el Jardín Botánico, en el barrio de Palermo, ubicado en la Av. Santa Fe 3951, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el Jardín ocupa más de 7 hectáreas y reúne una gran diversidad de especies, organizadas según los lineamientos ideados por su creador Carlos Thays. Los distintos sectores agrupan ejemplares distribuidos según su origen geográfico, con especies de Asia, África, Oceanía, Europa y América. Además, se destaca por su riqueza el área de flora de las provincias argentinas.

En el recorrido por el botánico, una de las atracciones dignas de visitar es la Columna Meteorológica, regalo de la colectividad Astro-Húngara en el año 1911, Centenario de la Revolución de Mayo, tiene siete metros de alto, originariamente  la misma poseía 8 nichos en los cuales se encontraban todos los elementos para medir el tiempo, Barógrafo –Barómetro –Hidrómetro-Higrómetro- Psicrómetro- Termógrafo- Termómetro- Termómetro de máxima y mínima, algunos elementos se perdieron con el tiempo y algunos traslados, anteriormente estaba en otra ubicación.

En la parte superior se puede apreciar los lugares donde se encontraban 8 relojes con la hora de Buenos Aires, Viena, Madrid, Nueva York, Roma, Tokio, Paris, Londres y arriba ya finalizando la columna hay una esfera de hierro, que representa  el zodiaco, con la tierra y las constelaciones.

Recientemente el Gobierno de la Ciudad realizo una puesta en valor del jardín botánico, en el invernáculo principal tiene una superficie de unos 1000 metros cuadrados que albergan especies de plantas tropicales, subtropicales y carnívoras, se cambiaron los vidrios y se colocó una malla antigranizo para proteger a las distintas especies de las inclemencias del tiempo.

La inauguración más reciente es el Jardín de Mariposas, ocupa una superficie de unos 500 m2.

Para su construcción se sembraron más de 3000 plantas, entre hospederas y nutricias. Las primeras son elegidas por las mariposas adultas para poner sus huevos, mientras que las segundas les sirven de alimento, tanto a las adultas como a las larvas.

El colorido jardín de herbáceas está compuesto de salvias rojas y azules; lavandas (lavandula dentata); gasanias (gazania rigens); lantanas; margaritas punzó (glandularia peruviana), del Cabo (osteospermum ecklonis) y naranja (pseudogynoxys benthamii). Otras especies sembradas son de campo (senna corymbosa); pentas (pentas lanceolata); hierba lechera (asclepias curassavica); chilca de olor (austroeupatorium inulifolium)y camará (lantana camara).

Toda la información sobre el jardín y las mariposas se apoya en una cartelería que acompaña todo el recorrido y va enseñando las distintas especies de vegetales y mariposas, los niños podrán recorrer el interior del jardín a través de dos senderos de empedrado, mientras un especialista les cuenta las diferentes etapas del desarrollo de las mariposas, desde la conversión de huevo en larva u oruga, luego en crisálida y, finalmente, en mariposa adulta, como las mariposas son naturalmente temerosas, se busca evitar los grupos numerosos y la conservación de su hábitat durante las visitas. Por ello, a los niños se les explican, además, los recaudos para observarlas: acercarse lentamente o evitar asustarlas con la propia sombra.

Además de mariposas, las plantas atraen a otras especies como insectos y colibríes, lo que hace aun más atractivas las visitas.

Los días sábados y domingos, se realizan visitas guiadas gratuitas en el horario de 10:30 a 15:00 horas.

Facebook "En el Diario"

Facebook en el Diario

Usuarios en línea

Hay 19 invitados y ningún miembro en línea