Martes 22 Octubre 2019
Text Size

Reserva en la ciudad

Un paseo imperdible en la ciudad, un refugio de la vida silvestre que vale la pena visitar y es ideal recorrer el predio en bicicleta porque la Reserva Ecológica Costanera Sur posee unas 350 hectáreas, el domingo que paso nos hicimos una escapada por la mañana y nos encontramos para comodidad del visitante con más baños, y con el sistema Ecobici dentro de la reserva, el uso de la bicicleta es gratuito las 24 horas, y el tiempo de uso de las bicicletas es de una hora los días de semana y de dos horas los días sábados, domingos y feriados, así que el que no tenga o no haya llevado la bici puede hacer uso de las que están en la reserva.
El domingo fue un día espectacular con sol, linda temperatura y el lugar estaba lleno de gente, caminando, en bici, sacando fotos, haciendo ejercicio, almorzando en las mesas y bancos del lugar, tomando unos mates, disfrutando de las plantas, árboles, un lugar soñado desde el cual se pueden ver los edificios vecinos, disfrutando del silencio junto a los pájaros, los patos y demás seres escondidos que alberga esta reserva.
Cámara en mano y atentos al avistaje de las especies que habitan las lagunas y bañados, fotografiamos gracias al zoom, a una Garza Hocó la cual se podría decir que se encontraba mimetizada entre la vegetación esperando muy quieta que apareciera su almuerzo, el cual consiste en peces, ranas, pequeños mamíferos, allí permaneció tranquila mientras la fotografiamos, tal vez sabiendo que por más depredadores que somos los humanos, ella se encontraba en un área protegida y de difícil acceso.
En esta época en que varios especialistas alertan sobre la disminución de pájaros en varios lugares del mundo, como así también de las abejas y de otros polinizadores que son permiten que los cultivos y plantas se reproduzcan, el declive se produce por el uso de los pesticidas, y las prácticas de monocultivo entre otras cosas, tener un espacio protegido en la ciudad es un lujo de debemos cuidar entre todos.
En 1986, propusieron a la Municipalidad de Buenos Aires la creación de la Reserva Ecológica. El 5 de junio de ese mismo año, a través de la ordenanza 41.247/88, las autoridades declararon a esta zona Parque Natural y Zona de Reserva Ecológica y, tres años más tarde, la declararon Área de Reserva Ecológica. En 1994, la entonces Secretaría de Turismo de la Nación declaró "de Interés Nacional" a la Reserva y, ese mismo año, la Municipalidad de Buenos Aires la declaró "de Interés Turístico Municipal". A los reconocimientos nacionales, se sumarían los internacionales: en el año 2005, la Convención Ramsar, dedicada a la conservación de humedales en el mundo, le daba el título de "Sitio Ramsar" y la BirdLife International, junto con Aves Argentinas, el de "Área de Importancia para la Conservación de las Aves" (AICA).

Facebook "En el Diario"

Facebook en el Diario

Usuarios en línea

Hay 27 invitados y ningún miembro en línea