Miércoles 27 Octubre 2021

Infracción a la Ley Protección al Animal, Malos Tratos o Actos de Crueldad, desbaratan red de caza furtiva de aves, dos detenidos y más de 50 pájaros recuperados tras seis allanamientos, la Policía de la Ciudad desbarató una organización ilegal dedicada a la caza furtiva de aves. Detuvo a dos de sus miembros y recuperó 52 pájaros. Los cazaban poniendo cebos con pegamento en trampas. Los allanamientos fueron en la Ciudad y en Banfield.

Durante los procedimientos, tres en Villa Soldati, uno en Parque Patricios y dos en Banfield, otras trece personas fueron identificadas, presuntamente relacionadas con la red.

Los animales recuperados, entre ellos cabecitas negras, cardenales de copete rojo, corbatitas negros, jilgueros y una reina mora, fueron entregados para su cuidado y recuperación a la ONG Pájaros Caídos, como depositario judicial, por disposición de la Unidad Fiscal Especializada en Material Ambiental (UFEMA), a cargo del doctor Carlos Fel Rolero Santurain.

La investigación estuvo a cargo de la División Delitos Informáticos Complejos de la Policía de la Ciudad y en los allanamientos, ordenados por el Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas 1, a cargo del doctor Guillermo Calviño, participó personal del Centro de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal, del Departamento Unidad Federal de Investigación de Delitos Federales de la Policía Federal Argentina, de la Dirección General de Fiscalización y Control (DGFyC), de la Dirección Operativa de Sanidad Animal, y de la Dirección General de Control Ambiental (DGCONTA) de la Agencia de Protección Ambiental (APRA), del Gobierno de la Ciudad.

Oficiales de la División Delitos Informáticos Complejos establecieron que en inmediaciones de la Feria de Pájaros de Nueva Pompeya, por tres fines de semana consecutivos se constató que había comercialización ilegal de aves y sin ningún control sanitario y que éstas eran transportadas en malas condiciones y lugares inadecuados.

A través de seguimiento hecho a través de domos y cámaras de la Ciudad y de trabajos de campo se llegó a seis domicilios, de vendedores y acopiadores.

Ante el pedido fiscal, el Juzgado autorizó los allanamientos, en Corrales al 2600 y Barros Pazos 3200, de Soldati, donde se halló gran cantidad de aves, en jaulas pequeñas entre suciedad, y en algunos casos sin agua.

En ambos domicilios fueron detenidos dos hombres, de 23 y 38 años respectivamente, imputados de maltrato animal.

En los allanamientos fueron incautados también una escopeta 12\70, un revolver calibre 32 largo y un rifle de aire comprimido, 24 jaulas de jaulas, tramperas, y pegamento de PVC, utilizado por cazadores ilegales para atrapar pájaros.

Los investigadores explicaron que estos cazadores colocan trampas con un pájaro llamado “llamador” y alimento. Que las aves son atraídas hacia la trampa y al posarse en ellas quedaban pegadas y atrapadas ya que la superficie de la misma estaba untada con pegamento.

También se hicieron procedimientos en Barros Pazos al 2900, también de Soldati, en 24 de Noviembre al 2000 de Parque Patricios, y en Filardi al 500 y en Morazán y Bucarest, ambos en Banfield, estos últimos con la autorización del Juzgado de Garantías 6 de Lomas de Zamora, a cargo de la doctora Laura Verónica Ninni y la presencia de personal de a DDI de Lomas de Zamora de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

En estos lugares no fueron halladas aves, pero se identificaron a personas y vehículos investigados en la maniobra.