Viernes 3 Diciembre 2021

El Gobierno porteño y el Ministerio Público Fiscal firmaron un acuerdo que permitirá brindar asistencia directa en barrios populares, el convenio está orientado a articular iniciativas, proyectos y actividades que promuevan el desarrollo humano y que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas y el acceso a la justicia

La ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, María Migliore, y el fiscal general adjunto, Pablo Garcilazo, firmaron este lunes 18 de octubre un convenio de colaboración que permitirá brindar asistencia directa a mujeres que atraviesan situaciones de violencia por razones de género en barrios populares.

El convenio suscripto entre el gobierno porteño y el MPF habilitará el trabajo conjunto en la implementación de políticas de atención social a barrios vulnerables y el diseño de planes y programas de acción para la promoción de los derechos civiles, humanos, políticos, económicos, sociales y judiciales.

“Este acuerdo viene a satisfacer una demanda de los y las vecinas y de referentes de las organizaciones de la sociedad civil: un acceso más simple y eficiente a la justicia y a los programas de atención social sin duda se traducirá en una mejor la calidad de vida en los barrios”, expresó Migliore.

Por su parte, Garcilazo sostuvo: “El intercambio de aptitudes técnicas entre los equipos de asistencia para el desarrollo social y los de acceso a la justicia es fundamental para brindar un servicio más inclusivo y de calidad a la ciudadanía”.

A futuro, se implementarán convenios específicos con el diseño y la implementación de políticas públicas destinadas a la población en situación de vulnerabilidad, mujeres, niños, niñas y adolescentes para promover la igualdad de derechos y de oportunidades en el marco del respeto por la diversidad.

En este sentido, en las próximas semanas, el Ministerio Público Fiscal, la Subsecretaría de Fortalecimiento Personal, Familiar y Comunitario y la Dirección General de la Mujer firmarán un acuerdo para desarrollar un Plan Integral de abordaje de violencias que permitirá brindar asistencia directa a mujeres que atraviesan situaciones de violencias por razones de género en barrios populares. Con este nuevo dispositivo de atención territorial inmediata, las mujeres podrán ser asesoradas, recibir contención, asesoramiento legal y también realizar denuncias en el acto. El propósito es facilitar el acceso a la justicia en los barrios de la Ciudad de Buenos Aires, acortar caminos burocráticos y responder de manera inmediata a situaciones de violencia.

Al respecto, la subsecretaria de Fortalecimiento Personal, Familiar y Comunitario, Jazmín Lerner, anticipó: “Estamos elaborando diferentes estrategias que garanticen el acceso a todos los servicios sociales que dispone la Ciudad, y ahora también la posibilidad de acceder a realizar denuncias y otros trámites del ámbito de la Justicia en los barrios. Un Estado presente y en los barrios es nuestro compromiso político y social”.

En tanto, la directora general de la Mujer, Carolina Barone, explicó: "Es un plan generado a partir de escuchar mujeres de los barrios y de conformar espacios de encuentro. El objetivo es acercar todos los servicios que brinda la DGMUJ a los barrios para llegar directamente a cada una de las mujeres que lo necesitan".