Lunes 17 Junio 2024

El Directorio del CONICET anunció que, antes de fines de febrero, se anunciarán solo 600 de las 1600 becas aprobadas y evaluadas en 2023. Dos investigadores analizan los impactos del desfinanciamiento del sector científico, alertan por una posible “fuga de cerebros” y piden por el cumplimiento de la Ley de Financiamiento del área científico-tecnológica.

Nicolás Camargo Lescano (Agencia CTyS-UNLaM)- Horas realmente críticas se viven en el sistema científico-tecnológico, a partir de la decisión de no otorgar el total de 1600 becas del CONICET ya evaluadas y aprobadas durante el año pasado. En ese marco, el último miércoles, alrededor de 500 científicos, becarios, personal de apoyo y estudiantes se congregaron en la explanada del Polo Científico, en Palermo, para reclamar ante el hecho de que el organismo “se encuentra absolutamente paralizado y en estado crítico”.

El escenario en torno a las becas es, para la comunidad científica, especialmente preocupante. Tal como lo detalló en un comunicado días atrás la Red de Autoridades de Institutos de Ciencia y Tecnología (RAICYT), las becas otorgadas por el CONICET “sirven de remuneración por el trabajo que realizan los profesionales en el marco de un proyecto científico al cual se dedican de forma exclusiva”.

El 17 de julio de 2023 se había abierto la postulación a estas 1600 becas, pero los graduados que se presentaron, apunta el comunicado, “aún no conocen el resultado, desconociendo su futuro laboral. Sus proyectos de investigación deberían comenzar en abril de este año”.

Luego de ser recibidos este miércoles por el presidente del CONICET, Daniel Salamone, y por el directorio del organismo, este último anunció, este jueves, que antes del 28 de febrero se publicarán los resultados de las convocatorias de becas doctorales, aunque, "en primera instancia están garantizadas 600 becas", en lugar de las 1300 anunciadas el año pasado, “y 300 becas de finalización de doctorado”. Las becas tendrán fecha de inicio, según se comunicó, el 1 de agosto de 2024.

Además, expresa el comunicado del Directorio, “se asignan 85 becas adicionales para atender ingresantes a la Carrera del Investigador, que actualmente no pueden materializarse por las restricciones presupuestarias vigentes”. Para ambos casos, “el Directorio del CONICET decide pasar a cuarto intermedio, mientras el Sr. Presidente continúa las tratativas tanto para ampliar el cupo de becas, como para obtener el presupuesto para atender las promociones”.

Nota completa en: (Agencia CTyS-UNLaM)