Viernes 3 Diciembre 2021

Ahora un poco más aliviados con respecto al Covid, ya que se mantiene bajo el nivel de contagios y por suerte con menos fallecidos, pero todavía con cierto recelo y desconfianza a quitarnos el barbijo que tanto nos costó adoptar, fueron varias las actividades que nos ayudaron a soportar el encierro, entre ellas la lectura, para aprender, viajar y transportarnos a lugares desconocidos e historias, etc. un libro siempre es un buen compañero.

Las bibliotecas populares en las comunas cerca del vecino, desarrollan tareas como suelta de libros, en las que las personas que pasan por el lugar los pueden llevar de forma gratuita, ya que no todos pueden acceder a comprar o a ser socios, la Biblioteca Cornelio Saavedra lleva adelante una tarea importante y que tiene un gran impacto social, que es la donación de libros a organizaciones comunitarias, comedores, cárceles y a otros lugares.

Algunos libros provienen de donaciones que han recibido de los socios o amigos que se encuentran repetidos en el catálogo, otros que luego de una exhaustiva selección, decidieron donarlos para hacer espacio para nuevos libros, posibilitando así, mantener actualizado el catálogo. Al mismo tiempo, acercar la lectura a las personas que, por distintas circunstancias, tienen dificultades en acceder a ella, la Biblioteca Saavedra durante los dos últimos años ha donado libros al penal de Campana y al centro de jubilados Juntos, lo que les posibilitó el armado de una pequeña biblioteca.

Por otro lado, se donó material infantil a Libros en el Barrio, del Barrio Mitre que, a partir de la iniciativa de un grupo de vecinos, acercaron lecturas a los niños y las niñas del barrio durante la pandemia y se realizo una donación de libros de arte a la Escuela Superior de Enseñanza Artística Lola Mora y, periódicamente, colaboran con la Biblioteca Carcova de José León Suarez, quienes a su vez destinan el material donado a otros espacios, como penales e institutos de menores.

La biblioteca es un espacio de encuentro sin exclusiones, pero también, un ámbito promotor de la educación y la cultura, la situación de aislamiento que hemos atravesado como sociedad, nos ha demostrado lo difícil que puede ser encontrarse solo, y es en estos momentos, donde la compañía de un libro resulta no sólo placentera, sino necesaria, todo esto no sería posible, sin la solidaridad de quienes, a través de sus donaciones, voluntariado, permiten que se continue trabajando, tendiendo redes y llevando la lectura allí donde más se necesite.

Asociación Vecinal y Biblioteca Popular Cornelio Saavedra/Av. García del Río 2735 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.