Miércoles 26 Enero 2022

Ultimo día del año, los vecinos en los preparativos para dejar atrás la nochevieja, y a la espera del Año Nuevo, con temperaturas elevadas y constantes, hay que tener en cuenta los cuidados, la ola de calor se está produciendo en varios puntos del país, en realidad vamos a dejar el año y comenzar el que viene con varias recomendaciones, sobre el Covid, las temperaturas elevadas, el no excederse con el alcohol y por el bien de muchas personas y animales, evitar la pirotecnia, darle un destino mejor al dinero que se usaba para comprar pirotecnia.

Los deseos para el próximo año es por supuesto que podamos dejar atrás la pandemia  en un futuro no muy lejano, y nuestro recuerdo para todos los que han perdido un conocido, amigo o familiar en el tiempo que llevamos padeciendo este virus que nos a cambiado la vida a todos.

Recomendaciones desde el Gobierno de la Ciudad

Prevención para seguir cuidándonos

El virus sigue circulando y no se deben relajar las medidas de prevención para evitar los contagios.

Organizar reuniones preferentemente en lugares abiertos. En caso de no poder hacerlo, prestar atención a la ventilación de los espacios: abrir las ventanas de par en par.

Elegir grupos reducidos y no juntar tantos núcleos familiares.

Usar el tapabocas, salvo al momento de comer. Cubrir correctamente boca, nariz y mentón.

Lavarse las manos con agua y jabón, o usar alcohol en gel, sobre todo antes y después de comer.

Si hay personas mayores de 60 años o de grupos de riesgo, cuidarlas especialmente, con las dos medidas principales: tapabocas y distanciamiento suficiente.

No compartir vajilla, en especial los vasos o latas, platos y cubiertos.

Desinfectar las superficies de contacto frecuente, como mesadas, sillas y baños.

Evitar la pirotecnia

La Ciudad recomienda, evitar su uso debido a los riesgos de accidentes que siempre conllevan.

Los efectos térmicos y cinéticos de la pirotecnia pueden producir incendios, quemaduras y/o mutilaciones, generando secuelas psicológicas y físicas y, en algunas oportunidades, puede poner en riesgo la vida.

Cero alcohol al volante

Si manejás, no tomés alcohol. Si tomás alcohol, no manejes. El alcohol al volante aumenta el riesgo de accidentes.

Está comprobado que el consumo de bebidas alcohólicas perturba el sentido del equilibrio y el cálculo de las distancias, disminuye el campo visual, además de aumentar la fatiga y el sueño.

El alcohol es una sustancia psicoactiva y un depresor del sistema nervioso central. Los efectos y riesgos dependen de qué, cuándo y con qué frecuencia se toma, las mezclas de bebidas realizadas y las características particulares de la persona que lo consume.

Hay que considerar que el ritmo de eliminación del alcohol es de 7-8 gramos por hora y, contra lo que suele suponerse, tomar café, mojarse, ducharse con agua fría, hacer gimnasia o transpirar no sirven para reducir la cantidad de alcohol en la sangre.