Miércoles 26 Enero 2022

A pesar de haber sido resistida por loa vecinos de varias comunas en los primeros tiempos, porque dejo menos espacios para el estacionamiento de vehículos las ciclovías o carriles exclusivos para bicicletas, han sido de gran utilidad en la pandemia, para todo aquellos que la han podido utilizar, ya que evito el tener que usar el transporte público, y cada vez se utilizan más, ya que conversando con los dueños de los talleres de bicicletas se les incremento el trabajo de forma notable, ni hablan de las ventas de estos rodados, que llego un momento que no se conseguían las buenas bicicletas, esto también hizo que los robos estuvieran a la orden del día.

Comenzamos el año, se incrementaron los contagios y en la comuna cada vez se ve a más vecinos pedaleando, y después de las fiestas de navidad y fin de año, hacer ejercicio esta genial, por suerte cada vez más vecinos eligen este medio de transporte, que como se sabe es muy bueno para la salud, y también para el bolsillo.

Mediante la Ley N° 5.651 se incorporó como Título Decimocuarto el Sistema de Transporte Público de Bicicleta (STPB) al Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que tiene como objetivo la promoción del uso de la bicicleta como transporte saludable y respetuoso con el medio ambiente, y como método alternativo y complementario de transporte para reducir los niveles de congestión de tránsito;

Por suerte se sigue la política de seguir ampliando la red de carriles para bicicletas según puede leerse en el Boletín Oficial de CABA, que interrelaciona las principales áreas conflictivas y de origen y destino del tránsito existente y potencial de bicicletas, el cual se conforma de ciclovías, bicisendas y ciclocarriles.

Asimismo, en todos los casos mantienen trazados y dimensiones de seguridad adecuada, única o doble circulación, iluminación, señalización y sistema de información al usuario;

El Gobierno de la Ciudad ante la necesidad de generar nuevos ejes de ciclovías y ciclocarriles, como es el caso del eje de ciclovía de doble sentido de circulación (norte-sur) de la calle Rawson desde la calle Potosí hasta el inicio del puente vehicular del Ferrocarril Sarmiento, de la calle Rawson desde el fin del puente vehicular del Ferrocarril Sarmiento hasta la Av. Rivadavia; de la calle Treinta y Tres Orientales desde la Av. Rivadavia hasta Don Bosco; del eje de ciclovía de único sentido de circulación (norte) de la calle Rawson en coincidencia con el puente vehicular del Ferrocarril Sarmiento y del ciclocarril de sentido único (sur) de la calle Rawson en coincidencia con el puente vehicular del Ferrocarril Sarmiento, a los fines de reforzar y ampliar la red de circulación de ciclorodados y dispositivos de movilidad personal como métodos alternativos y complementarios del transporte público;