Miércoles 1 Febrero 2023

En esos días de sosiego que se disfrutan cuando uno se puede desenchufar de las obligaciones cotidianas, del trabajo, cuando uno cambia los lugares habituales por espacios más agrestes, rodeado de naturaleza, que es en general lo que se busca para alejarse de los ruidos de la ciudad, de las alarmas, sirenas, transporte, peleas por el estacionamiento o el tránsito, es cuando realmente se puede descansar, o por lo menos es lo que desea un gran mayoría.

En uno de esos sitios es donde un vecino que nos compartió la fotografía y la breve historia, lugar de descanso, Entre Ríos, mate por la mañana temprano y observar el entorno de aves, plantas y demás, fue allí donde vio una pareja de pájaros grandes con iban y venían trayendo ramas para construir un nido, mediante las fotos y las redes pudo averiguar qué especie era, una pareja de Garza Chiflón que construyeron el nido para encubar sus huevos.

Así que durante su estancia pudo apreciar como la garza permaneció echada sobre los huevos hasta que nacieron los pichones, el vecino me contaba que como tiene casa de su propiedad en esa zona pudo quedarse bastante tiempo hasta que se produjo el hecho, según dicen los expertos hasta que los pichones estén en condiciones de valerse por sí mismo, pasaran unos 45 días, en los que seguirán arriba del pino, que fue el lugar que la pareja de chiflones eligió para tener su cría protegida.

Los animalitos están en constante búsqueda de lugares tranquilos, donde pueda obtener alimento, etc. el avance del hombre sobre sus espacios debido al desarrollo, con más cemento por todos lados, han hecho que tengan que en muchos casos cambiar sus hábitos.

La Agencia Télam publicó con fecha 12-01-2023

Según una investigación:  

Los cementerios, un refugio de aves en las ciudades de Latinoamérica

Un estudio que reunió a más de 30 especialistas de toda la región detectó un total de 18.000 aves pertenecientes a 281 especies que variaron de acuerdo a la zona en que se ubica cada ciudad.

En Buenos Aires, por ejemplo, las más comunes son la Cotorra y el Zorzal Colorado.

Un equipo internacional en el que participaron investigadores del Conicet comprobó que en 18 ciudades de Latinoamérica los cementerios poseen una variedad de aves similar a los parques urbanos, lo que los convierte en "refugios de biodiversidad", como el Cementerio de la Chacarita que aloja la mayor cantidad de aves en la ciudad de Buenos Aires y genera incluso beneficios para la salud humana, dijo a Télam el primer autor del estudio.

Se trata de una de las pocas investigaciones del mundo que estudió la relación de las aves con los cementerios y los especialistas buscaron replicar en Latinoamérica los primeros estudios sobre el tema que comenzaron en Europa en los últimos años.

"Cuando vi los trabajos europeos me pareció algo re interesante porque en la ciudad hay un montón de áreas públicas que tienen vegetación, pero a los cementerios uno ni les presta atención", dijo a Télam Lucas Leveau, primer autor del estudio, sobre el inicio de la investigación colaborativa y a gran escala que reunió a 37 especialistas de toda la región.

La nota completa de la Agencia Télam la encuentran con el título: Los cementerios, un refugio de aves en las ciudades de Latinoamérica