Domingo 26 Mayo 2024

Las altas temperaturas registradas y que seguirán según los pronósticos por unos diez días más, sumado a la falta de luz en algunos lugares altera la vida cotidiana de los porteños, muchos vecinos ya se han manifestado al respecto, hace poco en la Plaza Arenales de Villa Devoto, al grito de Queremos Luz, al igual que en la zona sur de la Ciudad, como en los barrios de Lugano, Villa Soldati, Flores sur, etc.

Este viernes a las 20:00 horas está programado un encuentro en la calle Cortina y José P. Varela de la Comuna 10, para realizar una caminata en la que se irán sumando vecinos que hace varios días están sufriendo la falta de suministro eléctrico, la manifestación callejera tendrá su punto final de reunión de todos los vecinos que se vayan sumando a la caminata en Alberdi y Lacarra, donde están las oficinas comerciales de una de las compañías eléctricas, en su redes se puede leer la leyenda, Estamos trabajando para mejorar el servicio, Esto no les estaría funcionando, nos manifestaba un vecino.

Es evidente que la ola de calor saca a la luz, la deficiencia de las compañías de energía, dejando a muchos sin suministro eléctrico durante varios días a sus clientes, con todo lo que esto significa, perdida de mercadería de las heladeras, que no funcionen ascensores, falta de agua, ni hablar de no poder poner un ventilador o aire acondicionado, los más afortunados que tienen parientes con luz, se mudan por unos días hasta que saben que les regreso el suministro, porque se hace imposible quedarse en su hogares en esas condiciones.

En las escuelas que hay luz también se sufre, nos contaba una maestra que el ventilador que tienen en el aula hace ruido, y no se escucha los que hablan o sea si lo prenden están más frescos, pero se dificulta la comunicación entre maestro y alumnado, ya habría para un futuro que revisar el tema, ya que según los pronósticos con el calentamiento global, esto seguiría en los próximos veranos.

En definitiva en la ciudad se escuchan los rezongos, palabra antigua que rescatamos, luego vienen los reclamos, que no son solo por la energía, también se suma en encarecimiento de los productos de la casta básica de alimentos, la fruta, verdura, carnes, todo está por las nubes, la angustia de vivir pensando que se puede cortar la luz, si a todo esto le sumamos las altas temperaturas, el fastidio es generalizado, esperemos que esto con los días se solucione.