Domingo 26 Mayo 2024

Clase pública y abrazo al Hospital Escuela, autoridades de la UBA contra el desfinanciamiento de la Universidad, frente a la emergencia presupuestaria, decanos y representantes de los docentes, no docentes y estudiantes se unieron para visibilizar la situación crítica que atraviesa la Universidad y para convocar a la comunidad a participar de la Marcha Federal Universitaria el 23 de abril.

El 17 de abril, la Facultad de Agronomía de la UBA en conjunto con la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA organizó una masiva clase abierta en defensa de la universidad pública y en contra del recorte presupuestario determinado por el Gobierno Nacional.

Estuvieron presentes la decana de FAUBA, Adriana Rodríguez; el decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias, Alejo Pérez Carrera, el decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Ricardo Pahlen Acuña, el decano de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, Carlos Venancio; el secretario general de la Asociación de Docentes de la UBA (ADUBA), Emiliano Cagnacci,  la presidenta de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA), Lucille Levy y representantes del gremio no docente de APUBA y del Centro Universitario Regional Paternal.

Adriana Rodríguez señaló: “Acordamos hacer esta clase con el objetivo de concientizar y visibilizar la situación por la que está pasando nuestra Universidad de Buenos Aires y todas las universidades públicas nacionales. Hoy con una inflación acumulada del 273 por ciento, estamos en un 80 por ciento por debajo: recibimos dos pesos de cada diez que deberíamos recibir para estar igual que en el 2023”.

La decana repasó la historia de la universidad pública y la historia de la educación agropecuaria en nuestro país. Y enfatizó: “Las actividades de la universidad pública alcanzan y tocan la vida de todos, no únicamente de los que pasan por aquí. Marchemos el 23 para hacerle llegar a la población y a las autoridades, todos los bienes y servicios que la universidad pública ofrece a nuestra sociedad”.

El decano de Veterinaria, Pérez Carrera, sumó: “Estamos mostrando la preocupación genuina que tenemos respecto de la situación presupuestaria de los gastos de funcionamiento, el atraso salarial, y el peligro que corre el normal funcionamiento de nuestras unidades académicas. En nuestro caso particular un enorme porcentaje del presupuesto  de funcionamiento está destinado a la alimentación animal. El presupuesto que recibimos para el Hospital fue cero”.

También remarcó: “La universidad sigue estando en los principales rankings internacionales, sigue teniendo una inserción de calidad a nivel de nuestro país y del mundo. Queremos cuidar lo que funciona, queremos cuidad la universidad pública y queremos cuidar más que nunca a la Universidad de Buenos Aires”.

Por su parte, la presidenta de la FUBA, Lucille Levy afirmó: “La universidad viene sufriendo un ajuste histórico, se está llevando adelante un desfinanciamiento brutal.  Están poniendo en riesgo el futuro de cada estudiante, los salarios de los docentes y los no docentes, la investigación, la ciencia; los hospitales universitarios que son de los mejores de la Argentina. Vamos de cara a la marcha del 23 de abril para poder alzar la voz y hacer notar todo lo que se pone en riesgo si siguen desfinanciándonos”.

El secretario general de ADUBA, Emiliano Cagnacci, se refirió a la problemática salarial: “Nuestro salario promedio es el mismo que teníamos en la década de los 90. Se tiraron para atrás en cuatro meses 30 años de política salarial y eso no lo podemos permitir, porque repercute en cada uno de los institutos, repercute en cada una de las aulas, en cada una de las oficinas y en cada uno de nuestros hospitales, como también repercute en cada una de nuestras familias. Convoco a movilizar todos juntos el 23 de abril”.

La jornada finalizó con un abrazo simbólico al Hospital Escuela de la Facultad de Ciencias Veterinarias, uno de los seis hospitales de la UBA y uno de los más importantes de nuestro país.