Martes 28 Junio 2022

IntervenidoDesde aquí nuestro homenaje en este día al Caballo, que muy parecido a los seres humanos, este animalito, nace y tiene diferente suerte o destino, puede ser de carrera, en este caso tiene cuidador, se lo baña, cepilla, y todos los días le hacen la cama, los que ayudan a personas discapacitadas en rehabilitación ecuestre, los que ayudan en el campo, los que están en los cuarteles, en el deporte, y los que lamentablemente tiran de un carro y no siempre son bien cuidados, etc.

Se le han dedicado tangos, coplas, poemas, esculturas, dichos, como por ejemplo, tener el caballo del comisario, también supersticiones, y aquí va una anécdota personal, invitados por unos amigos al hipódromo de La Plata, yo fui con mi cámara de fotos, fascinada por ver tantos hermosos caballos, me dedique sacarle fotos a muchos de ellos, pero me di cuenta que nadie lo hacia y si lo comente a mis amigos, los cuales me explicaron que nadie le saca fotos a los caballos, a menos que gane, que es de mala suerte hacerlo, con lo cual me quise esconder debajo del césped.

También creencias populares como colgar una herradura en la entrada de la casa o detrás de la puerta, para atraer la buena suerte, o para que no entre el mal en ese hogar.

Los tuvimos Intervenidos en junio del 2011 en una de las calles Palermo en el marco de Gallery Night, con La Tournné del Vino, la foto que acompaña esta nota es la de un Caballo Intervenido por la artista plástica Josefina Robirosa, en la muestra “Los 7 caballos de la Franja Austral”.

Con música de Enrique Pedro Delfino y Letra de Juan Villalba y Hermido Braga, recordamos con un fragmento un famoso tango, sobre los caballos, el juego y burreros.

Maldito seas, Palermo, me tenes seco y enfermo, mal vestido y sin morfar, porque el ventó los domingos me patino con los pingosen el Hache Nacional.

Por seguir al que no pierde me atraganto con la Verdey me estudio el pedigree, y a pesar de la cartilla dejo yo en la ventanilla todo el laburo del mes.

Berretines que tengo con los pingos, metejones de todos los domingos...

Por tu culpa me encuentro bien fané, ¡Qué le voy a hacer, así debe ser! Ilusiones del viejo y de la vieja van quedando deshechas en la arena por las patas de un tungo roncador... ¡Qué le voy a hacer si soy jugador!

Feliz día del Caballo a todos ellos, por la no tracción a sangre, y castigo a los maltratadores.